Escapada "breakfast and botox"

Las iniciales “b & b” siempre han significado “bed and breakfast” (cama y desayuno). El hotel Four Seasons de Austin (Texas, Estados Unidos) ofrece una propuesta más radical con las mismas iniciales. El pack se conoce informalmente como “breakfast and botox”. Una oferta tentadora para su pudiente clientela: volver a casa más jóvenes y guapos de lo que se marcharon. Resumiendo: la renovación celular parece un ingrediente más del bufé de desayuno.

Este mismo verano la empresa de cirugía estética Westlake Dermatology ha ocupado una planta entera del famoso hotel tejano, centro de reunión de la clase alta estadounidense. La clínica se situa en el “área de residencias” del complejo hotelero, la que acoge a los huéspedes que optan por estancias largas.

Lorley Musiol, directora del establecimiento, explicó a la cadena televisiva NBC que es un pack especialmente popular entre mujeres de directivos que pasan por la ciudad para hacer negocios. "Aprecian una clínica de estética que esté en el mismo centro, no en las afueras y carente de las comodidades de un hotel de cinco estrellas".

[Relacionado: La piscina más impresionante]


De momento, el menú de tratamientos incluye botox y peelings químicos. el año que viene se incorporan los aumentos de pecho, liposucción y otros servicios.   Katie Davin, directora de los estudios de hostelería de la universidad Johnson & Wales (Providence, Rhode Island), spospecha que estamos ante una tendencia comn proyección de futuro.

"Incorporar servicios quirúrgicos y cósmeticos en hoteles de lujo es una jugada ganadora porque los clientes se lo pueden permitir y aprecian el confort y la privacidad que ofrecen estos lugares". La expresión "breakfast and botox" se está haciendo popular para definirlos. Curiosamente, este servicio no se anuncia en la web del hotel para evitar cotilleos cuando un cliente sale más joven de lo que había entrado.