Grandes mitos de belleza que probablemente no conocías

Cuántas veces te habrás dejado aconsejar por una amiga que asegura que ese truco de belleza funciona fenomenal, y luego has desesperado porque contigo no tiene ningún efecto... El mundo del tocador tiene un montón de mitos y por eso vamos a desmontar los más famosos. ¡Te sorprenderás porque seguro que muchos de ellos los practicabas!



Las rodajas de pepino sobre los ojos para eliminar bolsas y ojeras. Es, quizá, la imagen de belleza más famosa y que más se ve en revistas, películas y series: una chica tumbada en la cama con rodajas de pepinos sobre los ojos mientras se relaja.

En realidad estas rodajitas no hacen absolutamente nada ni a las bolsas ni a las ojeras. Como mucho, pueden refrescar si acabas de sacar el pepino de la nevera. Si realmente quieres refrescar la mirada, mete unas cucharillas de café en el congelador, y póntelas sobre los párpados. Notarás la diferencia.

[Relacionado: SOS pelo]

Si tengo la piel grasa no necesito crema hidratante. Absolutamente falso ya que la grasa no hidrata. Además, al no aplicar ninguna crema la piel se seca más y se produce un efecto rebote, es decir, que se genera más sebo. Lo ideal es utilizar una hidratante en un formato más ligero como un gel o un fluido, de los cuales hay miles en el mercado.

Se me cae el pelo así que me lo tengo que lavar menos a menudo. ¡Mentira! No es necesario reducir los lavados, pero sí es recomendable que los realices con un champú adecuado anticaída. Además, puedes evitar la caída innecesaria de cabellos si te lo desenredas antes de lavártelo y no con el pelo húmedo.

No utilizo contorno de ojos, todos me dan alergia. Entonces deberías consultar a tu médico y, también, replantearte cómo te lo aplicas. ¿Estás segura de que lo utilizas alrededor del párpado y no dentro de él? Porque, como su propio nombre indica, hay que extenderlo solo en el contorno que forma la cuenca del ojo, nunca en el interior. Intenta evitar que el producto pueda alcanzar el interior del ojo.

[Relacionado: Maquillarse a diario puede tener consecuencias en los ojos]

No pasa nada si me desmaquillo por la mañana en vez de antes de irme a dormir. ¡Sí que pasa! Por la noche es cuando la piel se regenera y se ‘cura’ de los daños causados durante el día. Si está cubierta por una capa de maquillaje los poros se obstruirán, te levantarás con la piel apagada y puedes provocar que salgan granitos, puntos negros y grasa. Por no hablar de los ojos, que si tienen máscara, perfilador y sombra corren peligro de infección.

Si no tienes paciencia para utilizar desmaquillante, simplifica el proceso con toallitas que sirven para rostro y ojos, tonifican y aportan una dosis de hidratación. Tu piel te lo agradecerá.