Gretchen Molanne se suicida por sus incontrolables orgasmos

Después de conocer el caso de Kim Ramsey, la mujer que tenía cerca de 100 orgasmos al día, nos llega el drama de Gretchen Molanne, una mujer que tras padecer otro trastorno genital incontrolable se ha suicidado a los 39 años de edad. Al parecer, las autoridades encontraron su cuerpo el primer fin de semana de diciembre en su casa de Spring Hill, Florida.



Según relatan sus familiares, "ya no soportaba más no poder llevar una vida normal" debido a los orgasmos que sufría a diario (llegaba a tener hasta 50 seguidos). Como al principio pensó que se trataba de un cambio hormonal, no lo comentó con nadie y estuvo diez años sufriendo en silencio.

[Relacionado: Ashlyn, la adolescente que no siente el dolor]

Su problema, que solo lo padecen un centenar de mujeres en todo el mundo, le generaba una excitación permanente que le obligaba a masturbarse durante horas. Aunque por el momento se deconocen las causas de la muerte, la policía de Florida confirma la teoría del suicicio, basándose en una llamada que realizó Molannen antes de morir y que sus amigos confirmaron.

Traductora de profesión, Gretchen apareció en televisión días antes de quitarse la vida para contar su enfermedad y sus dificultades de llevar una vida normal. En este sentido, lo más difícil que tuvo que hacer fue dejar su trabajo como traductora, un empleo que llevaba años ejerciendo. Tampoco podía tener una pareja: "los hombres no lo entienden, piensan que estoy caliente", subrayó al Tampa Bay Times.

[Y además... "No estoy loca, sufrí un trastorno bipolar"]

En declaraciones al mismo periódico, la mujer subrayó que ante la desesperación intentó suicidarse tres veces: "No quiero hacerlo, quiero disfrutar de la vida, pero esto me destruyé", concluyó. Según el Journal of Sex and Marriage Therapy, está patología se puede producir por el consumo de antidepresivos o durante el comienzo de la menopausia.