Ideas para separar ambientes

Estructuras acristaladas, puertas correderas y tabiques de obra son algunas de las soluciones que permiten independizar ambientes sin perder espacio ni luz natural, dos bienes escasos y preciados.

Ideas para separar ambientes Estructura sin muros
Una solución para aislar una habitación sin tabiques es realizar una estructura de hierro con cuarterones de cristal. Como ésta, diseñada por el decorador Ricardo de la Torre para independizar el despacho sin limitar la perspectiva. El hierro se trató con vinagre para lograr un atractivo acabado rojizo, y se selló con barniz mate para frenar la oxidación. Estructura formada por dos paneles fijos y dos hojas correderas.


Ideas para separar ambientes Dos puertas en L
A veces, por cuestiones de distribución, es necesario situar dos puertas muy próximas. Este salón tenía un acceso hacia el recibidor y otro hacia la cocina, lo que obligaba a colocar dos puertas tan cerca entre sí que formaban una L. Chalet Novaforma resolvió el problema con hojas correderas. Así, las puertas quedan abiertas —y desaparecen visualmente— salvo cuando se necesita mantenerlas cerradas. Además, se realizaron en cristal, para que no interrumpieran el paso de la luz. Los vidrios son laminares, para mayor seguridad, con una lámina butiral mate que preserva la intimidad. Correderas con dos guías en cada sentido, en suelo y techo.


Ideas para separar ambientes Cocina sin luz natural
En este piso, de sólo 42 m2, la cocina no tenía ventana y era estrecha, lo que transmitía una sensación asfixiante. Para evitarlo, el tabique que la separaba del salón se sustituyó por una hoja fija y una puerta corredera de cristal templado con bordes pulidos, para evitar cortes. Así se ganó luz y amplitud visual. En el cristal se aplicaron bandas de vinilo para garantizar privacidad en la cocina. Cristal templado de 10 mm en Cristalería Viguesa. Mesa, de Düoh. Sillas, de Kartell.


Ideas para separar ambientes Panel acristalado
El estudio Proyecta Arquitectura Interior independizó este comedor de la zona de trabajo ubicada detrás mediante un cerramiento acristalado con anclajes ocultos en el suelo y el falso techo. El objetivo era separar ambientes sin que el salón-comedor perdiera profundidad. En el cristal se aplicó una banda vinílica a la altura de la mesa de trabajo para ocultar a la vista el material de oficina, poco atractivo. Armario y alfombra, de Ikea. Lámpara suministrada por el estudio.


Ideas para separar ambientes Tabique móvil de madera
Esa es la sensación que transmite esta puerta corredera: un gran panel de madera que se desliza y da paso al cuarto de baño. Es una idea de la interiorista Pilar Líbano, quien diseñó este dormitorio con baño y zona de trabajo integrados. La pared se forró con lamas de roble sin barnizar y a la izquierda se instaló una puerta corredera del mismo material; cerrada, parece una prolongación del muro, pero se abre mediante guías instaladas en el techo.


Ideas para separar ambientes Murete de obra
Las soluciones de obra, bien sea con ladrillos, bien con placas de yeso laminado tipo Pladur o Knauf, permiten levantar muretes que no llegan al techo. El que aparece en este dormitorio tiene una doble función. Por un lado sirve de cabecero, y por otro, oculta a la vista el cuarto de baño, que se instaló detrás. Su altura, sin llegar al techo, facilita el flujo de la luz natural hacia el baño desde la zona de descanso. Además, su silueta destaca como un original elemento constructivo que añade interés.

Más información:
Ideas para integrar la terraza.
Cristal para ganar luz.