La incompatibilidad de Rh entre la mamá y el bebé

La incompatibilidad de Rh entre la mamá y el bebé se da cuando la embarazada tienen un factor Rh negativo y el bebé lo tiene positivo porque lo hereda así del padre en el momento de la concepción. En estos casos, la sangre de ambos se ponen en contacto y el cuerpo de la madre puede generar anticuerpos contra el Rh del bebé.

Es decir, el sistema de la mamá genera anticuerpos que atacan las células sanguíneas fetales, destruyen sus glóbulos rojos y provocananemia en el feto.

Qué hacer si la sangre del bebé y la mamá tienen diferente Rh

El contacto entre la sangre del bebé y la mamá puede ocurrir a lo largo del embarazo, cuando el bebé se expone a la sangre de la madre debido a algún tipo de hermorragia, o bien durante el parto.

Esta incompatibilidad no tiene ningún síntoma y sólo un análisis clínico realizado durante el embarazo pondrá en conocimiento del médico este dato. El tratamiento que suele realizarse es una vacuna para la mamá que se le administra alrededor de la semana 28 de embarazo, se trata de una vacuna llamada inmunoglobulina Rh, que impide que la madre genere anticuerpos contra el recién nacido. Además, durante el momento del parto el personal médico estará pendiente para valorar una posible complicación en el bebé.

Los médicos recomiendan realizar una visita preconcepcional para que que la futura madre conozca su tipo de sangre antes de la gestación. Así el ginecólogo podrá valorar el tratamiento más adecuando y llevar un control más estricto. 

Si además la mamá está embarazada de su segundo bebé, se deberán extremar los cuidados porque la sensibilización aumenta con cada gestación. Los anticuerpos de la madre pueden atravesar la placenta y atacar la sangre del bebé si es Rh positivo y tiene un mayor riesgo de que el bebé nazca con anemia o en casos extremos, se produzca la muerte intrauterina por anemia.

Si el ginecólogo observa que el bebé sufre una anemia y considera que necesita tratamiento, podrían inducir el parto si éste se encuentra en las últimas semanas o si el caso lo requiere, realizar una transfusión de sangre a través del cordón umbilical. 

Más información: