Jóvenes y sexo seguro

Hay muchas enfermedades de transmisión sexual que están creciendo de manera alarmante. Conócelas.

Jóvenes y sexo seguro

El aumento de enfermedades de transmisión sexual (ETS) se ha convertido en un problema serio, que crece en verano y entre los jóvenes. Para conocerlas y prevenirlas sigue los consejos del doctor Zúñiga.

¿Por qué están aumentando las ETS? Hay varias causas. Por un lado, hay mayor movimiento migratorio. Por otro, los jóvenes cada vez se inician antes en las relaciones sexuales –la media en España de la primera relación está entre 14 y 16 años– y suelen ser relaciones puntuales.
Hay estudios que demuestran que, a partir de cinco cambios de pareja por año, hay mayor riesgo de padecer el HPV –virus del papiloma humano–.
El problema es también que, cuanto más jóvenes, menos conscientes son y no toman medidas de prevención para evitar tanto el embarazo como las ETS.
Se añade, además, que el alcohol y otras sustancias les hace ser más impetuosos.

¿Cuáles son las ETS más comunes? Los hongos, especialmente comunes en verano, que se producen por el exceso de cloro, los bañadores húmedos o contagio por compartir toallas de baño.
También se pueden contagiar sexualmente. Producen irritación vaginal, picor y flujo más denso. Además, están las tricomonas, un germen que provoca aumento de flujo, cambio de color y mal olor y mucha irritación.
La clamydia, una infección menos conocida, produce inflamación del cuello del útero y uretritis. Si no se trata, es grave.
El HPV o infección por el virus del papiloma humano puede predisponer al cáncer de cuello de útero.
En la actualidad, se está vacunando a las niñas a partir de los 14 años. También está la gonococia (gonorrea), que provoca inflamación del aparato genital femenino y masculino, y está teniendo un repunte.
Por último, cabe destacar la sífilis, cuyos primeros síntomas son la aparición de pequeñas úlceras en la vulva y el pene. Debe tratarse rápidamente porque si no puede ser fatal.

¿Cuándo ir al médico? En cuanto haya picores, molestias vaginales y flujo diferente, molestias al orinar y en la parte baja.
Las mujeres, además, deben ir cada año a revisión ginecológica desde que tengan relaciones. Si no, a partir de los 18 años aproximadamente.

Más información:
Educación sexual.
Las primeras salidas nocturnas de tu hijo.