Juegos para viajar con niños en coche

Los viajes largos en coche son muy pesados para toda la familia, pero sobre todo para los niños. Para evitar que se cansen, o bien no paren de preguntar cuándo llegamos o empiecen a pelearse entre ellos por puro aburrimiento y fatiga, es aconsejable y necesario que tengamos alternativas e ideas para entretenerles. Existen algunos juegos para viajar con niños en coche, muy divertidos, que pueden amenizar el viaje tanto de niños como de adultos. Sigue algunas ideas:

Juegos infantiles contra el aburrimiento en viajes en coche

Juegos para viajar con niños en coche

1. Palabras encadenadas. Consiste en decir una primera palabra e ir encadenando la siguiente formando una nueva con la última sílaba de la palabra anterior. Este juego ayuda a los niños a ampliar su vocabulario, al tiempo que despierta su imaginación.

2. Simón dice. Un clásico divertido para los niños. Allguien hace el papel de Simón y será quien dará órdenes al resto. Cada vez que diga: "Simón dice..." hay que obedecer pero si da una orden sin decir antes "Simón dice" no hay que cumplirla y el que lo haga pierde. Por ejemplo: "Simón dice que hay que sacar la lengua" y todos sacan la lengua, pero si dice "Tocarse el pelo", no hay que hacerlo porque faltó que dijera "Simón dice tocarse el pelo".

3. Cantar canciones conocidas o enseñar nuevas. Como dice el refrán "el que canta sus males espanta" y nada mejor para espantar el aburrimiento que cantar todo el repertorio de canciones que sabemos y dar la oportunidad de enseñar a los demás alguna nueva.

4. Identificar canciones. Consiste en tararear una melodía de una canción hasta que alguien consiga adivinarla.

5. Role-Play. Asignar roles a los niños en una situación. En un hipermercado: dependiente, cliente. En la estación de tren. En casa...

6. Ni si ni no ni blanco ni negro. El número de jugadores es ilimitado. Uno de los jugadores es el que hace las preguntasf a los participantes que deben contestar rápidamente sin decir si, no, blanco o negro. El único que puede decir estas palabras es el que hace las preguntas y si el que responde lo hace, pierde.

7. Jugar al Veo, Veo. Es el juego clásico de entretenimiento mediante observación. Consiste en decir la primera letra del objeto que el jugador esté viendo en ese momento. El resto de los jugadores deben adivinar la palabra, se pueden dar pistas si se permite, y el ganador es el jugador que consigue adivinar la palabra.

8. Contar coches. Consiste en establecer un parámetro para contar coches bien por colores, bien por marcas o bien por modelos, por ejemplo. Además de los coches se pueden contar cualquier otro elemento del paisaje que apetezca.

9. Asociación de ideas. Para jugar a este juego partimos de una palabra y después pensamos en otras que vienen a la mente relacionadas con la palabra. Por ejemplo, Colegio: alumno, clase, asignatura, profesor, notas, evaluaciones...

10. Cambiar cuentos. Un juego para dar rienda suelta a la imaginación que consiste en contar un cuento y cambiar a uno de los personajes, el título, el desarrollo o el final.

11. Toca bocina. Cada participante elige un color y debe ir sumando cuántos coches se ven de ese color. El que sume 10 vehículos más rápido, gana. También se puede hacer el mismo juego con modelos o marcas de autos y cuando se llega a 10, el conductor debe tocar la bocina.

12. Inventar cuentos. Otra idea para transportar la mente hacia otros mundos durante los viajes es inventar cuentos por partes. Cada uno de los miembros de la familia inventa una parte.

13. Palabras que empiecen por... El juego se basa en dar un tiempo para pensar palabras que empiecen por una determinada letra.

14. La vocal fatal. Un jugador susurra a otro una palabra al oído. Para explicar a los demás cuál es la palabra, debe usar otras con la misma vocal. Podrá describir la palabra para que los otros la adivinen, pero usando la única vocal elegida. Y si los adivinadores quieren hacer preguntas, sólo puede usar la misma vocal para formularlas.

15. Trabalenguas. Un juego siempre divertido que consiste en no trabarse con el trabalenguas, es decir, pronunciar en el menor tiempo posible una frase complicada con numerosos fonemas similares. 

16. Adivinanzas. Resolver acertijos y adivinanzas es un juego muy educativo, pues ayuda a los niños a discurrir. El que se da por vencido, pierde.

Más información: