La hija de Kate Moss, ¿su relevo natural?

Hace justo un año Kate Moss se casaba con Jamie Hince, de los Kills, en una boda muy rock n’ roll e híper estética. Esa boda fue el culmen del amor entre la modelo y el rockero… y el inicio de una emocionante carrera como modelo. La de Lila Grace, hija de Kate.
Lila Grace tiene nueve años ya ha protagonizado un editorial en Vogue y, según su madre, es “como mirarse en un …
Ella llevaba un vestido de Galliano –un gesto muy punk y toda una declaración de intenciones, teniendo en cuenta que el diseñador había sido expulsado con deshonores de Christian Dior y la mayoría de la comunidad fashion le repudiaba– y él se casó con un traje de Yves Saint Laurent azul cielo, ‘chelsea boots’ –las auténticas botas del rockeros–, gafas de sol y tupé. Una vez se terminó la ceremonia, Kate y Jamie salieron a saludar y posar ante los fotógrafos que se habían congregado en el pequeño pueblo inglés que los novios y sus invitados habían ‘conquistado’ para la gran ocasión. Rodeados de todas las damas de honor sonrieron y se besaron ante ellos e, incluso, posaron haciendo el gesto más rock que hay: los cuernos –damitas de honor incluidas–. Entre ellas, había una a la que Kate Moss no soltó ni una sola vez la mano: su hija, la pequeña Lila Grace –cuyo padre es Jefferson Hack, el editor jefe de Dazed and Confused, una de las revistas de tendencias más cool que existe–.

[Relacionado: La sobrina de Gisele Bündchen: una diseñadora de 5 añitos]

La boda parecía en todo momento un editorial de moda de Vogue y no solo por los novios y el séquito de ideales damas de honor. Allí estaban Jude Law, Bobby Gillespie –el cantante de Primal Scream–, Alison Mosshart –la compañera de grupo del novio–, Sadie Frost, Karen Elson y Jack White… Un elenco por el que hubiera muerto cualquier revista de moda, vamos. Y de hecho, la boda de Kate y Jamie se convirtió en un editorial de moda ya que Mario Testino la fotografíó para Vogue USA. Y en la Biblia de la Moda ha sido exactamente donde la pequeña Lila Grace ha hecho su debut como modelo. Lila tiene 9 años y protagoniza un editorial lleno de glamour. Así se une a Duda Bündchen –la sobrina de Gisele, la top mejor pagada del mundo–, a Kaia Gerber –la hija de Cindy Crawford– y a Neva Vodianova –la hija de Natalia, otra de las tops más valoradas–.

Kate Moss define a Lila como “una mini Moss". Cuando la mira es como si lo hiciera en un espejo”. Todo el mundo dice que Kate Moss es irremplazable, pero… ¿y si ya existiera su sucesora y de la manera más natural?