La sobrina de Gisele Bündchen: una diseñadora de 5 añitos

Gisele Bündchen tiene un don y debe estar en sus genes porque más allá de su cuerpo perfecto, sus facciones armónicas y su vinculación natural con causas humanitarias y solidarias, la gran herencia de la familia Bündchen es imparable.

Duda Bündchen posando para Brandili Mundi

Hay una pequeña de cinco años llamada Duda y apellidada Bündchen que, además de parecer una reina de la belleza infantil Duda diseña. Sí, diseña. Tiene cinco años y  ella misma escoge las telas y los  colores que más le gustan para su colección de moda. También dibuja bocetos, esboza siluetas y supervisa el resultado para la firma brasileña Brandili.

Hasta ahora se había limitado a posar para fotografías con esa sonrisa increíble e hipnótica que Duda se gasta. Pero la cosa ha ido (asombrosamente) a más. Según los responsables de Brandili: “Duda ha participado en el proceso creativo de todas y cada una de las propuestas escogiendo telas, colores y cortes ella misma”. Vamos, lo que cualquier diseñador hace con, al menos, quince años más.

[Relacionado: ¿Cómo visten las modelos fuera de las pasarelas?]


La irrupción de Gisele en el mundo de la moda en 1999 supuso el fin de una era dominada por una estética conocida como ‘heroin chic’: modelos muy delgadas, pálidas, con grandes ojeras y en definitiva con un aspecto poco saludable. Gisele y las modelos brasileñas que llegaron a la vez que ella (Alessandra Ambrosio, Adriana Lima, Raquel Zimmerman, Ana Beatriz Barros), proclamaron al mundo que las supermodelos habían vuelto.

En definitiva, si alguien duda de la genética
especialmente dotada de la familia Bünchen, la pequeña Duda lo deja fuera de toda... duda.