Una menopausia saludable

Son muchos los mitos que la rodean. A continuación, te contamos todas las verdades de este proceso natural.

Una menopausia saludable

Los factores de la menopausia
En España, por término medio, la menopausia se produce hacia los 50 años –con una variación de más o menos tres–, y suele acompañarse de muchas falsas afirmaciones. Por ejemplo, que quien tiene la primera regla muy temprano tiene una menopausia más tardía. Y lo contrario: que quien tiene una primera regla tardía tiene la menopausia más pronto. También hay que afirmar que la menopausia no tiene relación alguna ni con el número de embarazos ni con la edad de la primera gestación. Tampoco guarda relación con el número de hijos que se han tenido.

Factores psicológicos
Hay civilizaciones en las que la menstruación es un estigma. Así, la menopausia será una liberación. Influye también la situación social de la mujer menopáusica y la actitud de la pareja, sobre todo en el aspecto sexual. Se ha comprobado, por ejemplo, que las mujeres de una casta privilegiada india tienen menos trastornos que las mujeres estadounidenses, porque la mujer india asciende de categoría cuando cesa la menstruación; mientras que la americana cree que empeora su situación.

Casi toda la sintomatología que acompaña a la menopausia depende de cómo sea considerado el climaterio en esa sociedad.

Día diós a los falsos mitos
Los mitos que deben deshacerse
NO es una enfermedad. Es un proceso natural que ocurre cuando cesa la función hormonal de los ovarios. La naturaleza da por cumplido el ciclo reproductor.

NO llega de repente. Suele haber un periodo de irregularidades menstruales que anuncian que el proceso está cercano; pero puede durar varios años.

NO tiene por qué desaparecer el deseo sexual. Puede disminuir en algunos casos y es posible que aparezcan trastornos incómodos, como la sequedad vaginal. Pero todo tiene solución en manos del especialista.

NO tiene por qué implicar trastornos graves e incómodos. El 80% de las mujeres no alteran su calidad de vida. Hay algunas incomodidades, como los sudores nocturnos o las alteraciones del sueño.

El embarazo es posible
Atención: la mujer en esa circunstancia de climaterio no puede saber hasta qué punto es fértil.

El 30% de las mujeres de más de 53 años, con seis meses de amenorrea NO SON MENOPÁUSICAS.

Los expertos de la OMS dicen que incluso después de una amenorrea de un año, aproximadamente diez de cada cien mujeres aún pueden tener otro periodo. Y algunos están asociados con un ciclo ovulatorio. Por todo ello, la mujer en el periodo que ronda la menopausia debe tomar las medidas y precauciones necesarias para evitar un embarazo.

Cuidado con la dieta
Normalmente, a partir de los 30, la mujer, cada año y medio, empieza a cambiar un kilo de músculo por un kilo de grasa. Es el momento de intensificar el ejercicio físico. Cuanto más se retrase, más difícil será después rebajar los michelines. Además, salvo excepciones o profesiones de mucho gasto calórico, su metabolismo se hace más lento. Como consecuencia, hay que reducir todo lo posible el consumo de grasas, optar por comidas al vapor o al horno, aumentar la ingestión de frutas y verduras y optar por productos lácteos desnatados para ampliar el calcio.

La soja
Algunos componentes de la soja pueden aliviar los síntomas más característicos de la menopausia. Las publicaciones más prestigiosas insisten en la posibilidad de que los fitoestrógenos de esta leguminosa tienen los mismos efectos que los estrógenos naturales que a la mujer menopáusica le faltan. Al analizar la soja se comprueba que no sólo es rica en fitoestrógenos, sino que además contiene compuestos que actúan sobre los receptores de los estrógenos naturales actuando como un estrógeno selectivo. Una forma cómoda de tomarla es en lácteos con soja.

Más información:
Concepción: El ciclo menstrual
Diccionario del embarazo: ¿Qué es la Amenorrea?