Ocio: ¡Este año vamos de camping!

¡Buena idea! Para que los niños disfruten a tope de la naturaleza no hay mejor opción que llevarlos de vacaciones a un camping.

Ocio: ¡Este año vamos de camping!

Tu hijo será, sin duda, el que más disfrutará de vuestras vacaciones si decidís ir de camping. Y es que de todas las opciones ésta es la que mayor libertad le proporciona. En un apartamento los niños se cansan rápidamente y no es raro que recurran a la tele para distraerse. Y en un hotel tenemos que estar pendientes para que no griten por los pasillos, respeten las zonas prohibidas para ellos...

Gracias al camping se vuelve más autónomo
En el camping, sin embargo, vuestra parcela será el pequeño reino de vuestro hijo y no echará de menos la pantalla ni que estéis todo el rato con él, porque mientras vosotros descansáis en una hamaca o preparáis la comida, él podrá correr alrededor de la tienda, observar a las hormigas o tumbarse en una colchoneta a contemplar las nubes.

Otro punto a favor de este modo de veranear es que el pequeño se pasará el día fuera de la tienda, por lo que le será más fácil relacionarse.

Además, podrá explorar con sus amigos distintas zonas del recinto y acercarse a los columpios sin vosotros, experiencias que le ayudarán a ganar autonomía y seguridad, mejorarán su autoestima y le harán sentirse más responsable.

Cómo acertar al elegir el camping
A la hora de elegir un camping lo primero que debéis tener en cuenta son vuestras prioridades: qué zona buscáis (tranquila o “con marcha”), qué tipo de instalaciones queréis para vuestro hijo, cómo esperáis disfrutar de vuestro tiempo libre...

Tened en cuenta que en los campings se hace mucha más vida social que en los hoteles (algo que ayuda a los niños a vencer su timidez) y que cada uno tiene sus normas sobre si se puede sacar la televisión fuera de la tienda o no, a qué hora comienza el silencio, si admiten animales...

También los hay con monitores que organizan actividades para los niños y proporcionan más animación, pero también más barullo.

En general, los camping grandes y los de playa son más bulliciosos que los pequeños y los de montaña.

Para no equivocaros podéis comprar la Guía de Camping 2012 (Ed. JD, 13,60 €), consultar la web de cada uno o leer lo que cuentan los usuarios entrando en foros como www.camping.net o www.forocamping.com. Así os aclararéis y encontraréis el camping ideal para vosotros.

Si por fin decidís ir de camping, os recomendamos que os saquéis el “Carnet internacional de camping”, ya que proporciona múltiples ventajas: sirve como identificador en el camping sin necesidad del DNI, ofrece descuentos y un seguro por los daños causados a terceros durante las vacaciones... En la web www.campingcardinternational.com hallaréis toda la información relativa a él.

Normas para disfrutar en el camping
Estas pautas garantizarán la seguridad de vuestro pequeño y su buena relación con los otros campistas. Recordadle que...

  • No debe perderse de vuestra vista sin avisaros primero y mucho menos salir del recinto del camping.
  • No debe hacer ruido a la hora de la siesta ni entrar en las otra tiendas sin permiso (aunque haya otros niños dentro).
  • No debe acercarse a los hornillos ni a las cocinas eléctricas.

Más información:
Las mejores playas para ir con niños en el verano de 2012
¡Qué divertido es viajar en coche!