Ola de calor, recomendaciones para niños y mayores

Los especialistas de Hospitales Nisa nos envían unas recomendaciones generales muy útiles para hacer frente a una ola de calor (como la que estamos padeciendo estos días) y evitar la deshidratación en grandes y chicos. Tomad nota.

Ola de calor, recomendaciones para niños y mayores

Las recomendaciones nutricionales para combatir y tratar la deshidratación son las siguientes:

  • Beber de siete a ocho vasos diarios de agua, aproximadamente unos 2 litros.
  • Incrementar la ingesta de alimentos líquidos como sopas, gazpachos, zumos, leche, infusiones, helados de hielo…etc.
  • Vigilar que los niños y los ancianos tomen estos líquidos sobre todo si están solos o enfermos.
  • Para reponer sales minerales es conveniente beber bebidas isotónicas.
  • Es conveniente tomar los líquidos a temperatura adecuada, sin que estén excesivamente fríos y repartir su ingesta a lo largo del día.
  • Hay que realizar un reparto correcto de nutrientes. La distribución adecuada es: el 50-55% del volumen energético total de hidratos de carbono, el 30-35% de lípidos y el 12-15% de proteínas.
  • Hay que aumentar el consumo de frutas especialmente aquellas más acuosas como la sandía, el melón, la piña, las peras de agua…
  • Hay que incrementar el consumo de verduras en general, priorizando las crudas en forma de ensalada, sopas frías, gazpacho, zumos de tomate o zanahoria…
  • Hay que evitar las comidas copiosas. Es preferible aumentar el número de tomas a unas 5 ó 6 diarias disminuyendo su volumen.
  • Es conveniente evitar o en todo caso reducir el consumo de alimentos muy condimentados y elaborados como salsas, fritos, rebozados…Es preferible el empleo de técnicas culinarias sencillas como hervidos, asados, plancha, vapor…
  • Si hay cuadros de diarrea, fiebre o empleo de dieuréticos se debe vigilar especialmente porque se pueden favorecer los cuadros de deshidratación.
Ante cualquier duda, pregunte a su médico y en caso de urgencia, acuda al centro de salud u hospital más cercano.

Además de las recomendaciones nutricionales hay que intentar, cuando el calor sea intenso:
  • Usar ropa ligera y de color claro.
  • Aplicarse protección solar alta.
  • Evitar las actividades en horarios de altas temperaturas.

Más información:
Conoce las enfermedades que más aumentan en verano
Vida sana: vive un verano seguro