¿Cómo organizar la ropa de mi bebé?

En general los bebés necesitan mucha ropa, ya que los cambios deberás realizarlos varias veces al día y entre que la ropa se lava, se seca y se plancha pasarán un par de días.   Además seguramente tendrás ropa para más adelante, por si refresca, por si hace calor, para salir, para estar en casa, etc. 

Es habitual que el desorden y el caos impongan su propia ley en el armario del niño, ero es importante que podamos mantener una organización basada en la clasificación de su ropa, lo cual facilitará  tu tarea a la hora de vestirlo.   Esto también te ayudará a ahorrar tiempo a la hora de pensar en qué ropa le pondrás a tu niño en una agradable tarde de sol o en un día lluvioso. Por ello, debes ser constante a la hora de organizar de forma óptima las prendas de ropa en su armario.

Una técnica muy eficaz  es organizar la ropa del bebé según los talles.   En el cajón o estante que tengas más a mano deberías colocar la ropa que tu bebé está usando actualmente y armar diferentes pilas  para bodies, remeras, pantalones, abrigos, manga larga, manga corta, etc.  Otra opción es organizar la ropa por colores, en un cajón puedes poner aquellas prendas de color azul, mientras que en otro, puedes poner aquellas prendas de ropa que son de color blanco.  Coloca adelante las prendas que usas actualmente y en la parte posterior las que son un poco más grandes.

Lo fundamental para mantener el orden, es que  no dejes pasar mucho tiempo  para guardar aparte la ropa que tu bebé no use más.  Esto permitirá que cuentes con más espacio y que los armarios o cajones luzcan organizados.

Para finalizar, debes dejar un hueco en el armario del bebé para poner los zapatos del niño. Es mejor no tener una cantidad de ropa excesiva puesto que tu bebé crecerá a gran velocidad.  Elige prendas prácticas  y que sean de fácil lavado y planchado.  Recuerda que durante los primeros tiempos las salidas serán pocas, por lo cual la ropa que reservas para pasear no debe ser muy abundante.