PETA odia a las Olsen

El mundo de la moda puede querer a las hermanas Olseny este premio a The Row, su próspera firma, en los recientes CFDA lo demuestra–, pero hay alguien que no las quiere nada de nada: PETA.
Un bolso hecho con retales de varias pieles de animales enciende a los activistas ecológicos.

El grupo activista ecológico recibe con pasmo y horror cada colección de Ashley y Mary-Kate. La temporada pasada fue una mochila negra y brillante de 31.000 (también brillantes) dólares, hecha con piel de cocodrilo. La cantidad de dinero no fue la única obscenidad que muchos encontraron en este accesorio; el uso indiscriminado de la piel de este reptil fue condenado vehementemente a los cuatro vientos.

Para la siguiente temporada han bajado un poco el precio en la que ya es la estrella de la colección: una mochila peluda hecha con retales –o 'patchwork' si se prefiere la palabra técnica– de diferentes pieles de animales. Después del escándalo de los 31.000 dólares de la de cocodrilo –que se agotó, todo hay que decirlo–, ésta cuesta 13.500. La estilista Rachel Zoe le ha dado su bendición entre todas las protestas que han surgido por esa cruel miscelánea de pieles de animales. Según Zoe, "combina clase y confort".

PETA ha creado una página web para ridiculizar los cruentos gustos de las Olsen. Se puede jugar a tirarles pieles y restos de animales muertos a las gemelas, que han sido rebautizadas para la ocasión como Thashley Kate (Basura Kate) y Hairy Kate (Peluda Kate).

[Relacionado:Zoe Rachel: La estricta estilista de las famosas]  

Pero los desmanes ecológicos no se quedan ahí. Los diseñadores Proenza Schouler –que competían, además, en la misma categoría de los CFDA que las Olsen– proponen para este invierno que viene un bolso al que han bautizado como Akyra pero que todo el mundo llama ya Bambi. Bambi es peludo y suave y sí, está hecho de piel de ciervo. Gráfico, ¿verdad? Que se preparen Lazzaro y Jack, los diseñadores de Proenza. PETA debe tener una web y unos apodos casi, casi listos para ellos.