Playas que deberías evitar

El mundo (España incluida) está lleno de sitios playeros que no son los más deseables, especialmente para ciertas personas que tienen exigencias muy concretas. Aquí tienes un listado de esos lugares a evitar este verano.

1. No te gustan las rocas. Hay gente que adora esa sensación de salir del agua sin un solo resto de arena y la limpieza del agua cuando la playa es de rocas. Claro que tampoco podrán disfrutar de paseos, actividades a la orilla del mar, tumbarse solo sobre la toalla y sin tumbona o bañarse sin utilizar un calzado adecuado. Destinos como Croacia, Brighton o la mismísima Altea, en Alicante, son algunas de la que debes evitar si no eres un fanático de las piedras.

[Relacionado: Los enemigos de la piel en verano]

2. No te gustan las hordas de jóvenes salvajes. Si no eres un post adolescente disfrutando de sus primeras o segundas vacaciones sin los padres, no debes acercarte por zonas como Magalluf en Mallorca, Sant Antoni en Ibiza o Salou en Girona. Más allá de lo atestadas que estén sus playas, se corre el peligro de tener en la habitación de al lado a un grupo de chicos de cualquier nacionalidad haciendo botellón hasta las tantas. Además, también suelen contagiar todo el ambiente del lugar de su espíritu juerguista con lo que es imposible realizar ninguna actividad sin encontrarte a una pandilla bebiendo sangría de la manera más ruidosa posible.

3. Esperas encontrar una playa de verdad. En España hay un claro caso de ‘falsa playa’ y esa es la Barceloneta en Barcelona. No solo está atestada de gente sino que la arena, llevada allí de manera artificial, es un auténtico vertedero. Hay restos de la fiesta de la noche anterior, deposiciones, preservativos, basura de todo tipo...



Además, está absolutamente masificada con los turistas que abarrotan la ciudad y respetan bastante poco las señales que indican que se deben utilizar las papeleras. Para rematar, hay una indeseable oferta de personas que venden bebidas, comida o gafas de sol de imitación de manera ilegal, así como masajistas con dudosas habilidades que actúan directamente en la tumbona. Un completo desastre teniendo a pocas estaciones de cercanías playas verdaderamente buenas como la de Castelldefells.

4. Quieres divertirte. Malta es una islita con un buen número de playas decentes aunque hay una que es preferible no pisar. Se trata de Sliema, cerca de la Valletta. A pesar de haber una infinidad de hoteles en la zona, apenas hay ambiente para salir, la oferta hostelera es escasa y el servicio francamente malo. Además, la playa en sí misma es muy poco atractiva, rodeada de descampados.




5. Esperas una playa limpia.
Bien es cierto que el estado de los mares y océanos en todo el mundo está empezando a ser desastroso, pero hay lugares que realmente necesitan un buen lavado de cara por motivos higiénicos. Por ejemplo, la playa de Goa, en India, donde las vacas sagradas campan a sus anchas entre las tumbonas dejando restos de lo más desagradables.

[Relacionado: Chic en la playa]

El Quseir en Egipto también destaca por su suciedad (basura, residuos industriales...). En España, hay un caso muy destacado cuya agua está sucia por un motivo muy concreto: La Manga del Mar Menor, infestada de medusas todo el verano. Aunque hay que reconocer que cada año intentan evitar la invasión.