Cómo prevenir las alteraciones de la piel durante el embarazo

Muchos de los cambios que sufre la piel son inherentes al embarazo, y por lo tanto resultan difíciles de prevenir. Sin embargo, existen algunas recomendaciones generales para mantener esta zona lo mejor posible.

Cómo prevenir las alteraciones de la piel durante el embarazo

No escatimes producto
Empieza pronto con las cremas antiestrías o hidratantes, es decir, en cuanto sepas que estás embarazada. Así ayudarás a mantener la piel elástica.
Aplícatela tanto en las zonas en las que esperas distensión (el abdomen y el pecho), como en otras menos comprometidas: zona de los riñones, interior de los muslos y en los brazos, detrás de la axila.

El sol no es amigo
Debes extremar la protección. Ahora más que nunca, el sol juega en tu contra. Además de tu crema solar de muy alta protección, alíate con las gafas de sol tamaño XXL y con los sombreros de ala, las pamelas y las viseras, que protegen el rostro y están muy de moda.
Si utilizas maquillaje, has de elegirlo con un factor de protección UVA 15 o mayor.
No te pongas perfume ni colonias si sales a pasear y te va a dar el sol.

Una buena circulación
Evita todo lo que entorpezca la circulación sanguínea de retorno: duchas de agua caliente, calcetines y medias ajustadas a la caña de la pierna, leggins segunda piel (aunque sean de embarazo), y depilación que implique calor y tirón.

Agua para tu piel
La piel contiene una gran cantidad de agua que se puede perder por el sudor y el calor ambiental. Bebe agua con frecuencia y evita los lugares concurridos.

Más información:
Así afecta el cambio hormonal a la embarazada
Molestias típicas del embarazo