Sol ¿amigo o enemigo?

Los especialistas lo tienen claro; cuanto menos sol, mejor. Pero también hay que saber que, de forma moderada, es beneficioso. Por eso, aprende a usarlo.

Sol ¿amigo o enemigo?

Los dermatólogos sostienen que, cuanto menos sol, mejor para la piel. Y también llaman la atención sobre la precaución que hay que tener incluso con protectores solares. Sin embargo, debemos de ser conscientes de que la luz del sol, con moderación, pero sin cremas protectoras, es fundamental para la producción natural de vitamina D.

Incluso un investigador de la NASA de la Universidad de Boston, el Dr. Michael Holick, llega a decir que “el mayor abuso a los menores en Estados Unidos es embadurnarles de crema para que el sol no pueda sintetizar la vitamina D en sus cuerpos a través de la piel”. Sin llegar a esos extremos, debe decirse que siempre se ha hablado del sol como amigo y como enemigo; aunque en los últimos años, parece que sólo extraemos de él lo negativo. Pero no debemos prescindir del sol y el aire libre. El sol, en las dosis adecuadas, es necesario.

Los protectores no son suficiente
Un dermatólogo exponía su preocupación por la creencia masiva de que la utilización de protectores frente al sol evitaba el riesgo de la piel. El Dr. Jesús del Pino señala que no nos protegen, aunque ayudan: cuando un individuo sin protección se expone al sol, el eritema primero y la quemadura después le hace evitar esa exposición. Sin embargo, al utilizar protección, no hay quemadura y no hay aviso. Y si bien las radiaciones que queman dejan de hacerlo, no así las otras, que pueden transformar un lunar benigno en algo maligno.

Sol, modo de empleo

  • No tomar nunca el sol en las horas centrales del día.
  • Los niños y las embarazadas no deben tomarlo.
  • Los pequeños que tomen el sol deben hacerlo siempre con protección y la cabeza cubierta.
  • Todos debemos usar gafas de sol. Cuidado con la coronilla, el cuello...
  • Tumbarse en la playa a absorber todas las radiaciones es un riesgo, porque son acumulativas y ponerse moreno es un mecanismo de defensa.
  • Recuerde que a la radiación normal hay que añadir la radiación reflejada. Y que las gotas, tras el baño, pueden actuar como una lupa.
  • Hidratar bien la piel.
Lo que debes saber del melanoma
Es un tipo de cáncer maligno de piel que está creciendo de forma alarmante por el exceso de sol. Es uno de los tumores que registra mayor crecimiento. Y preocupa porque es capaz de provocar metástasis a una gran velocidad.

Hace 50 años se producía un melanoma por cada 600 nacidos; hoy, lo sufrirá uno de cada 50. En la última década, y sobre todo en mujeres,se ha duplicado el riesgo de padecerlo. Hay personas que deben tener un especial cuidado; por ejemplo quienes tienen:
  • Pelo claro, rubio o pelirrojo.
  • Antecedentes familiares de melanoma maligno.
  • Una piel dañada por el sol, con manchas, fotoenvejecimiento o más de 40 lunares.
  • Quienes han padecido tres o más quemaduras solares con ampollas antes de los 20 años.
Revisa los lunares
Los especialistas han elaborado el ABCDE del melanoma.
  • La A... de Asimetría. Los lunares suelen ser redondos y simétricos. Los melanomas son asimétricos y sin forma.
  • La B... de Borde. Los lunares tienen bordes regulares.
  • La mayoría de los melanomas iniciales tienen bordes irregulares y festoneados.
  • La C... de Color. Los lunares pueden ser de muchos colores, pero generalmente son de color marrón claro u oscuro, pero homogéneo. Los melanomas no tienen color homogéneo, sino varios tonos, generalmente marrón, rojo y negruzco.
  • La D... de Diámetro. Los lunares suelen tener un diámetro de menos de seis milímetros. Los melanomas tienen, por lo general, un diámetro mayor.
  • La E... de Examinar. Todo el cuerpo, incluyendo cuero cabelludo, palmas, plantas y regiones de debajo de las uñas.
  • Se debe examinar la parte anterior del cuerpo frente a un espejo y la parte posterior y zonas que no se alcance a visualizar directamente con la ayuda de un segundo espejo.
  • Cuando te detectes cualquier lesión, anormalidad o cambios en cualquier parte del cuerpo, consulta al especialista.
¡Los rayos UVA no protegen!
Se cree que someterse a los rayos UVA para adquirir la primera tonalidad morena permite después tomar el sol con libertad. Es un error, y grave. Es como si pensáramos que por tomar un aperitivo de alcohol, ya no va a hacer efecto el vino que bebamos en la comida. Es añadir más riesgo.

Más información:
Las enfermedades que más aumentan en verano
Vida sana: vive un verano seguro