Trucos para alimentarse mejor en el embarazo

Durante la gestación es más importante lo que comes que cuánto comes. Tu salud y el buen desarrollo de tu bebé durante el embarazo deben ser tu prioridad en este momento y, para ello, es fundamental seguir una alimentación sana y equilibrada que aporte todos los nutrientes que tú y tu bebé necesitáis. Sin embargo, los cambios hormonales pueden afectar al apetito y a las digestiones durante el embarazo, y la preocupación por la ganancia de peso puede jugar en contra de la futura mamá a la hora de elegir la mejor alimentación para el desarrollo de la gestación.

Trucos para alimentarse mejor en el embarazo

 Trucos de alimentación infantilConsejos de alimentación para embarazadas

Si quieres sacar el máximo rendimiento a los nutrientes que te llevas a la boca en el embarazo, te ayudará seguir estos consejos:

1. Para luchar contra la anemia en el embarazo. Combina los alimentos ricos en hierro con vitamina C para ayudar a la absorción de este mineral. Evita tomar con la comida o inmediatamente después té o café ya que la cafeína impide una correcta absorción del hierro.

2. Evita los bajones de azúcar. Realiza cinco comidas diarias, tres equilibradas con los alimentos básicos y dos tentempiés, para evitar las bajadas de glucosa, que son peligrosas durante la gestación. Las cantidades de las comidas, al ser menores, te facilitarán la digestión.

3. Para aprovechar al máximo las vitaminas. Come cinco raciones de frutas y verduras al día. Cuece las verduras ligeramente al vapor, hazlas a la plancha o al horno y en poco tiempo. La mayor parte de las vitaminas de las verduras se pierden en el agua de cocción.

4. Lucha contra el estreñimiento, tomando todos los días una ensalada, frutas y suficiente fibra.

5. Para evitar los alimentos llenos de calorías vacías, las hortalizas son muy saludables para picar entre horas. Sustituye los alimentos ricos en azúcar por frutos secos y pasas, que son más nutritivos.

6. Contra la deshidratación, bebe mucha agua, al menos dos litros al día. Ayuda a mejorar la función renal y combate el estreñimiento, si también incluyes fibra en tu alimentación.

Combinaciones de alimentos nutritivos para tu embarazo

Aprender a combinar los alimentos para mejorar la absorción de los nutrientes es la mejor forma de asegurarte que tu bebé reciba todas las sustancias que necesita para su desarrollo durante tu embarazo.

1. Proteínas. Las proteínas no sólo se encuentran en la carne y en el pescado, sin embargo, son las más completas porque contienen todos los aminoácidos esenciales. Las proteínas vegetales no son completas, por eso, si las combinas con cereales en la misma comida, conseguirás formar las proteínas completas que tu bebé y tu organismo necesita. Así, por ejemplo son buenas combinaciones las lentejas con arroz, alubias con pasta, cuscus con garbanzos, arroz o avena con soja, leche o frutos secos, pasta con nueces o arroz con frutos secos.

2. Calcio. Durante el embarazo, es necesario tomar tres raciones de lácteos al día, pero si necesitas sustituir la leche por otros productos, elige los preparados a base de soja, que es rica proteínas, y las bebidas enriquecidas con calcio. Los yogures y las leches fermentadas se digieren mejor y aportan la cantidad de calcio que necesitas.

3. Vitaminas y minerales. Elige siempre frutas y verduras de la estación, así irás cambiando los nutrientes con cada una de las variedades.

4. Fibra. Los cereales integrales son ricos en fibray, para recibir un aporte adecuado, conviene comer cinco porciones cada día.

Alimentos que debes evitar en el embarazo

- Carnes rojas. Elevan el colesterol que se pega a las arterias y su consumo está asociado a la presión arterial alta, que produce preeclampsia en el embarazo.

- Dulces. Los alimentos refinados y procesados, especialmente aquellos que tienen un alto contenido de azúcar, incluyen una gran cantidad de calorías vacías, que engordan y no nutren.

- Grasas. Las salsas y las frituras aportan un exceso de grasas, que te conviene evitar. Toma las carnes y los pescados a la plancha o cocínalos al horno.

- Aditivos alimentarios. Algunos como el nitrito sódico o glutamato monosódico producen dolor de cabeza y pueden ser perjudiciales durante el embarazo.

- Carnes crudas y vegetales crudos. Si no has pasado la toxoplasmosis, evita comer carnes poco hechas y embutidos. Las frutas y las verduras crudas debes lavarlas bien antes de comerlas.

- Estimulantes. El café, el té, el cacao, la cola y, sobre todo, el alcohol son sustancias que pueden hacer daño a tu bebé durante su desarrollo dentro del útero. Y además, el tabaco y algunos medicamentos pueden alterar el sistema nervioso del feto y afectar a su desarrollo y a su peso al nacer.

Más información: