Cómo volver al trabajo y seguir amamantando al bebé

Las dos últimas semanas de baja maternal son bastante duras para la flamante mamá. Empieza la cuenta atrás para volver al trabajo y nos sentimos apenadas por tener que dejar a nuestro bebé en brazos de otra persona. Pero lo que peor llevamos es la paradoja de la lactancia. Interrumpir este maravilloso proceso natural que ha protegido la salud del bebé y ha creado una sólida y cálida unión entre madre e hijo sin desearlo, es muy duro.

Cómo seguir con la lactancia en el trabajo

Cómo conciliar trabajo y lactancia materna

Encontrar el término medio para seguir alimentando al bebé al pecho y acudir a nuestro puesto de trabajo es posible. Aunque requiere un poco de esfuerzo por parte de ambos, siempre merece la pena antes que destetar completamente al bebé por motivos laborales. No obstante, a muchas madres les preocupa que, sin su presencia en casa, se disminuirá la cantidad de leche que le daba diariamente al bebé. Sin embargo, este inconveniente también tiene una posible solución.

Interrumpir la lactancia por motivos laborales, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna a demanda hasta los 6 meses como mínimo, es una paradoja de la sociedad. Significa restar beneficios tanto en la relación de la mamá con su bebé como en materia de nutrición. La leche materna le proporciona al bebé una gran cantidad de sustancias beneficiosas que están contenidas en la leche, como los nucleótidos, que fortalecen el sistema inmunitario y la sana digestión del bebé; alfa-lactoalbúmina, una sustancia responsable de mejorar la digestión; luteína, un antioxidante que promueve el desarrollo visual y la DHA y AA, nutrientes importantes para la formación del tejido cerebral, que favorecen el desarrollo cerebral del bebé.

Por todo ello, si tienes que incorporarte al trabajo y ya te queda poco, toma buena nota de todo lo que puedes hacer para que a tu bebé no le falte tu leche materna. Por mi propia experiencia y la de algunas compañeras y amigas, es recomendable ir acostumbrando al bebé a la tetina para que otra persona pueda alimentarle cuando tú no estés. Un buen sacaleches, manual o eléctrico, que ayudará a extraer tu propia leche, que de vez en cuando verterás en un biberón para ofrecérsela a tu bebé. Este paso es necesario para tener una buena provisión de leche y para lograrlo es importante una estimulación regular, ya sea por el propio bebé o por el sacaleches, al menos por dos semanas antes de regresar a la oficina, simulando el horario que tendrás en el trabajo. 

Una vez te incorpores, levántate un poco antes para dar de mamar a tu bebé antes de irte a trabajar. Así, te irás más tranquila, sabiendo que has dejado satisfecho y alimentado a tu bebé. Conviene que lleves tu bolsa de extracción de leche al trabajo y te extraigas la leche cuando notes la subida. Estas bolsas de lactancia están preparadas para almacenar la leche adecuadamente para que no se eche a perder. Servirá para dejarla en casa y que otra persona le ofrezca este alimento al bebé mientras tú no estás. 

La leche humana puede conservarse en frigorífico 2 días o congelarse. Si vas a almacenarla más de 2 días, marca la fecha en los recipientes y métela en el congelador lo antes posible. Puedes conservar tu leche materna en un congelador doméstico durante seis meses y un máximo de 12 meses en un congelador de -20°C. Para descongelar la leche, colócala el día anterior en el frigorífico.

Cuando vuelvas, ofrece tu seno al bebé nada más llegar a casa o a buscarle a la guardería. Así establecerás un horario regular de tomas nuevo, eso sí, pero satisfactorio para ambos. Ofrécele el mayor númer de tomas por la tarde y por la noche, antes de acostarse y, con la mayor frecuencia posible, en los días de descanso. Dependiendo del tiempo que estés alejada del bebé, en función del horario laboral, quizás pueda reducir a una o dos el número de sesiones de extracción de leche en el trabajo. No obstante, ten presente que el llenado de los senos depende directamente de la demanda. Por tanto, cuanto mayor sea la extracción por parte del bebé o con el sacaleches mayor cantidad de leche tendrás para tu hijo.  

Más información: